Bebe, Puericultura

Como lavar tu carro después de la playa. Bugaboo bee

Buenos días a todos!

¿Cómo va está semana? A mí me está costando un poco la vuelta de vacaciones, mucho trabajo, un curso fuera de Madrid…pero, ya falta menos para las siguientes vacaciones! Ya os conté aquí que nuestro carro “principal” es el uppababy vista (2015), pero tenemos otros dos, como habéis podido ver algún día por la redes sociales. Hoy os quiero hablar de nuestro bugaboo bee y de cómo limpiarlo y dejarlo como el primer día.

 
Es el modelo bee plus y lo compramos el año pasado de segunda mano en perfectísimo estado. Solo le cambie la capota y la colchoneta, que eran azules, por una rosa. 
 
Me gusta mucho lo ligero que es, es perfecto como silla de segunda edad. Para bebes más pequeños hay una época que lo veo un poco “poco carro”, pues hay unos meses que aún no andan pero ya son lo suficientemente grandes como para ir más rectos y este carro es, en mi opinión, menos cómodo que otros.
 
La razón es sencilla, el asiento y sistema de plegado consiste en un asiento y un respaldo, el respaldo se mueve pero el asiento está siempre igual. Es como una silla de playa, que subes y bajas el respaldo. Creo que cuando son más pequeños van más recogidos en una silla tipo la del uppababy, que es hergonomica.
 
Cuando compramos este carro lo hicimos pensando, sobre todo, en los viajes. En realidad es una contradicción lo que hacemos casi todos los padres de comprar una silla para los viajes que ocupe menos y, normalmente, sea menos comoda que el carro que se usa a diario, pues de vacaciones se suben y duermen en el mismo más horas que de costumbre.
 
En nuestro caso, MiniL tenía un año y decidimos que, por espacio, queríamos algo más pequeño que nuestro vista. Y apareció este bugaboo, que desde entonces es el carro de los viajes. De hecho lo llevamos siempre en el maletero del coche.
 
En un primer momento, el viaje para el que lo compramos iba a ser en avión, así que me puse a buscar en wallapop y encontré una funda para el carro, que permitia además llevarlo con sus ruedas a modo de maleta, pues tiene unas cremalleras y las ruedas traseras del carro salen para facilitar el transporte. Ese viaje finalmente no salió pero la bolsa la seguimos usando. Aquí os la presento:
 
 

MiniL os enseña la caja de la bolsa

Pues bien, cuando viajamos, llevamos siempre el bee en su bolsa. Le protege de suciedad y de algún golpe, además de ocupar mucho menos espacio en el maletero. Y al volver de viaje, pues igual, en su bolsa y listo para su proceso de limpieza, que es lo que os quiero enseñar hoy.
 
Aquí podéis ver cómo va el carro dentro de la bolsa, que se da la vuelta y es un apartado para meter las ruedas delanteras.
 
 



 
Vamos a empezar con la limpieza, como veis en La foto, Las ruedas de este carro tienen a acumular la arena de la playa, así que lo mejor es usar un cepillo de dientes viejo y seco y retirarla.
 
Limpiar bugaboo bee

Una vez limpias, pasamos un trapo húmedo con una gotita de amoniaco al resto de la rueda y las colocamos. Repetir operación (sin sacar la rueda) con las traseras. Si además las ruedas tienen muchos pelos enrollados, se pueden sumergir unos 5 minutos en agua caliente. No más para no quitar la grasa que han de llevar para el correcto funcionamiento.
 
Las partes blancas de este carro quedan relucientes lavándolas con pasta de dientes, con bicarbonato o kh7. Esto lo hice al comprarlo.
 
Posteriormente quitamos la colchoneta y la capota. En mi caso como en unas semanas nos vamos otra vez, decidí no quitar el textil del asiento, pues la colchoneta lo protege al 100% y solo tenía arena, así que saque la aspiradora y le di un buen repaso. 
 



 
Aprovecha y aspira también a fondo la cesta, pues es complicada de poner una vez la quitas. Después de aspirar la cesta, pasar un trapo húmedo con amoniaco.
 


Y ahora metemos la colchoneta y capota en la lavadora, solas, sin nada más y a ser posible cada una en una bolsa de lavado, para evitar enganchones del velcro con la capota y desgracias similares. 
 


Utilizo un programa corto, de 30 minutos, a 30 grados y centrifugado lo menos que da la lavadora, que es 400 rpm. No se me ha dado el caso de que tuvieran una mancha muy grande, pero de haberlo, mejor prelavar a mano con jabón neutro.
 
Una vez lavadas, la colchoneta la tiendo sin pinzas para que seque  y la capota la pongo y la abro (en este caso es extensible). Se seca en 10 minutos. 
 



 
Recordar que hay que introducir las varillas con el dibujo de un triángulo  que tiene la capota y la varilla, así quedan perfectas. 
 
 
¡Y listo! ¿Que os parece? ¿Que trucos usáis para limpiar el carro de vuestros peques? Contarme! 
 
No olvidéis suscribiros al blog y seguirme en instagram y Facebook.
 
Besos
 
Alex

Deja un comentario