Qué necesita un bebe (II): lo que aconsejo comprar - Mamá en la selva
19
post-template-default,single,single-post,postid-19,single-format-standard,cookies-not-set,et_bloom,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Qué necesita un bebe (II): lo que aconsejo comprar

¡Buenos días!
¿Qué tal ha ido la semana? Nosotros de vuelta en casa, intentando recuperar la rutina. La verdad que este año me está costando bastante, me encuentro cansadísima… Os traigo un post con mi lista personal de cosas que he usado mucho con MiniL, la mayoría aun las sigo usando, y que antes de ser madre no conocía. Al final el post ha quedado muy largo pero he preferido publicarlo entero.
 

1.  Carro

En nuestro caso el carro lo hemos usado mucho hasta que miniL ha cumplido los dos años, ahora aguanta más bien poco, o va en brazos o andando, aún así me resisto a dejar de llevarlo y si voy sola tengo que llevarlo sí o sí, mi pobre espalda no aguanta. 

De más pequeña la verdad que ha ido siempre sin problemas, de bebe en su capazo y luego al pasarla a la silla. No ha sido una niña de odiar el carro y aprovechabamos para  dar paseos largos con ella.

Como habéis visto en instagram y facebook, somo más chulos que un ocho y tenemos tres carros, ¡¡tres!!

Un uppababy vista, del que os hablé con detalle aquí. Le hemos dado uso y uso. Mucho. Lo hemos guardado ahora, al volver de vacaciones. Si en un tiempo prudencial no viene un hermanit@, irá a wallapop.

 



Un bugaboo bee, que ahora es nuestro carro principal. Lo compramos de segunda mano.




Una silla easywalker edición especial disney que tuve la suerte de que me tocara en un sorteo. De momento es la que menos usamos, va siempre en el maletero del coche y nos saca de muchos apuros, además tiene un diseño precioso.

 

2. Caja toallitas.

Ya los la enseñé por Instagram en alguna foto. Las funkybox me parecen un acierto en cualquier habitación de bebe.

 

La mayoría de paquetes de toallitas vienen con un cierre que al cabo de varios usos deja de pegar, y se acaban secando. Con esta cajita lo que hacía era directamente quitarles el cierre y meterlas dentro. Aguantan muchísimo, incluso semanas, y no se secan. Las compré en tutete.
3. Silla coche.

Parecerá lógico que la silla del coche esté entre lo más usado, lo cierto es que nosotras nos movemos muchísimo en coche (y aun así a MiniL sigue sin gustarle…). Los primeros meses usamos el grupo 0 de besafe, en combinación con nuestra klippan Kiss 2 que también habéis visto en alguna foto en Instagram.

 

 

Una vez se quedó pequeño el grupo 0 (como a los 20 meses más o menos), pasamos a la Klippan triofix. Nos tienen encantadas ambas. Tengo pendiente un post sobre las sillas, pero recuerda que a contramarcha es seguro.
4. Bolso carro.

En este post os he enseñado lo que llevo en el bolso del carro. Para mí es un básico. Ahora que MiniL es un poco mayor y ya no se hace tanto pis y caca hay muchas veces que no sería necesario llevarlo a todas partes, pero lo seguimos llevando! Con todo lo que os enseñe y algún juguete, un bebe…
5. Cambiador de tela.

También os lo enseñé en el post del bolso del carro. Me ha hecho la vida más fácil en la época en la que MiniL era más pequeña, haciendo que no haya tocado ni un cambiador de los que hay en los baños, pues al ser muy grande, lo cubre por completo.
 
6. Cambiador desechable.

Otro “artefacto” que también os he enseñado ya. En combinación con el anterior para no tener que llevar el cambiador de tela mojado cuando son pequeños y hacen pis a todas horas. Además sirve de babero improvisado o para recoger el vómito y son muy económicos. En casa ponemos también los típicos empapadores encima del cambiador.
7. Camisetas de lactancia.

Qué gran invento de H&M. Si das el pecho no puedes vivir sin ellas.
Son como un sujetador pero te tapan la tripa. Yo las uso en invierno debajo de los jerseys, así puedes dar el pecho sin problema, te subes el jersey o la camisa y listo! Y en verano las uso de pijama y para estar en casa, ya sabéis que MiniL adora su tetita.
8. Escurrebiberones.
 
Cuando estaba embarazada y aún no sabía si podría dar el pecho o no compré este escurrebiberones en amazon. ¡Me parece tan bonito! Lo hemos usado mucho, no para biberones pero sí para los chupetes, las cadenas, los biberones de agua…si das el biberón igual tiene un tamaño justo, lo hay más grande. Puedes verlo aquí.
9. Babero tutete.

Siempre hay que llevar un babero, y estos de Skiphop son bonitos y prácticos, pues se enrollan sobre si mismos y no ocupan nada. Además se lavan fenomenal.

 

 

Ahora bien, los mejores baberos, estos de ikea. Las manchas no salen tan bien pero se adaptan muy bien al cuello de los peques y son impermeables.
Ahora hemos comprado otros en tutete para el cole y estamos probándolos, ¡también nos gustan mucho!
10. Nevera.

La compré al poco de nacer MiniL, cuando empezaba a sacarme la leche y necesité donde almacernarla para una boda. Viene con un hielo reutilizable, aunque no aguanta mucho. Caben bastante cosas, casi siempre la llevamos. Es de Ship Hop y la compré en mothercare.

 

También tenemos una de zara home que usamos mucho. Cuando están sucias, van a la lavadora y salen nuevas.
11. Termómetro de agua.

 

Podrá parecer una chorrada, pero cuando MiniL nació no sabíamos si le gustaba el agua caliente, fría…teníamos un termómetro normal de tigex pero este nos pareció más rápido. Se estropeó un par de veces y en amazon nos lo cambiaron sin problema. Sea el que sea, los primeros meses es esencial, luego le coges el truco y ya no lo necesitas.
12. Sacos pijama.
Cuando llega el invierno y tu hijo tiene más de 3 meses te das cuenta que “ohh, no le gusta taparse”, pero claro por la noche en casa, salvo que dejes la calefacción puesta, pues la temperatura baja. Y tampoco es plan de abrigarles para que suden, ¿entonces? Unos amigos nos recomendaron usar sacos, y la marca “grobag”.
Tienen distintos grosores (“tog”) en función de la temperatura de la casa y también en función de la misma tienes que ponerle más o menos ropa al bebe.
  • 0.5 tog (temperatura de la habitación entre 24º y 27º)
  • 1.0 tog (temperatura de la habitación entre 21º y 23º)
  • 2.5 tog (temperatura de la habitación entre 16º y 20º)
  • 3.5 tog (temperatura de la habitación entre 12º y 15º)
Los hay también por edades y medidas:
  • De 0 a 6 meses (a partir de 4 Kg y para niños de 68 cm como máximo)
  • De 6 a 18 meses (a partir de 8 Kg y para niños de 86 cm como máximo)
  • De 18 meses a 36 meses (a partir de 11,5 Kg y para niños de 98 cm como máximo)
  • De 3 a 6 años
  • De 6 a 10 años

 

Nosotros poníamos a MiniL sólo con un body de manga larga y por la mañana o en el cambio de pañal nocturno siempre tenía el cuerpo y las piernas calentitas, no iba abrigada en exceso, estaba cómoda y nosotros tranquilos. Un inventazo.
Cuando empezó a moverse más y a gatear llegó la primavera y ya se lo quitamos, poniéndole un pijama largo normal. Llegó el invierno siguiente, donde ya andaba y nos dijo que en saco no no, claro quería tener movilidad y deja de ser tan práctico. 
Así que encontramos la versión con “pies”, que además es de una marca españoa, the penguin bag, es este.

 

Además de ser igual de cómodos son preciosos, van disfrazados por casa. A MiniL me la como con este pingüino. Os he dejado vídeo en Instagram del invierno pasado. Además, las tallas son amplias, por lo que tengo la esperanza de que le valga este invierno también. Si hay escapes, se secan bastante rápido.
13. Baby cook.

Otro invento que no conocía antes de ser madre.
Los mismos amigos que nos hablaron de los sacos nos regalaron su babycook. Al principio eramos un poco excepticos porque ya teníamos la thermomix, pero, si tienes thermomix espero que coincidas conmigo en que o haces bastante cantidad de puré o no compensa (al menos a mi no) ponerla para cada pure.
Pues este robot es como una mini thermomix, hace la comida en 20 minutos, y la hace al vapor, sano sano, incluso si metes algo descongelado lo descongela, y luego lo tritura. Para mí es comodísima, pones el agua, las verduras y la carne o pescado (o solo las verduras) y la dejas. Puedes hacer otras cosas y luego trituras y a comer! Se ha venido con nosotros de vacaciones desde que la tenemos y os confienso que algún dia que hemos comido solo MiniL y yo o su padre y ella he hecho puré para los dos con el aparatito.
Hay otros modelos con el vaso más grande y otras marcas. Sea el que sea, es muy recomendable.
 
14. Trona evolutiva.

Cuando el peque se aproxima al momento “alimentación complementaria”  es cuando ya tienes controlado el tema del pecho o del biberón y piensas, ¿ahora tengo que liarme con otra cosa?.
Al empezar a mirar tronas casi todo el mundo me recomendó la básica de Ikea: barata y funcional. Sin embargo, como soy culo inquieto me puse a investigar…quería algo más bonito (ojo las patas de esa trona ocupan muchísimo, nosotros la tenemos en casa de los abuelos y al final también ocupa) y sobre todo quería algo que fuera más Montessori, que permitiera a MiniL una mayor autonomía cuando la fuera teniendo. Y descubrí las tronas evolutivas, esas que crecen con el bebé:

 

 

Y después de mirar mucho y tener la suerte de que nos regalaran una tarjeta regalo del corte ingles con bastante saldo ? nos decidimos por la Stokke trip trap.
 
Además de ser preciosa, es una silla, a la que puedes poner accesorios para convertirla en trona. Nosotros pusimos el baby set, que justo esta semana hemos quitado. MiniL pedía ya subirse sola, así que ahora tiene su silla, adaptada a ella y que combina con el resto del salón. Si nos hubiéramos quedado con la de ikea ahora tendríamos que comprar un alzador para que llegara desde una silla normal y, sobre todo, ella no podría subirse sola.
15. Esterilizador chupetes.

Este invento lo encontré en un supermercado buscando otra cosa, me costó 3€ y lo he usado mucho, tanto de caja para chupetes y para esterilizar en cualquier sitio, sobre todo cuando miniL era más pequeña y hay que tener cuidado. Le pones un poco de agua, hasta la marca, y un minuto al microondas, que hay en cualquier bar o casa. Útil.
16. Utensilios ikea.

Volviendo a la alimentación complementaria, cuando empezamos me fui a zara home y compré unos cuencos monísimos… que apenas he usado. No se pueden meter al micro, no se pueden meter al lavavajillas… un rollo, ¿no os parece?
Así que apareció Ikea en mi vida. Todos los platos, cuencos y cubiertos (en realidad MiniL usa el tenedor, el resto tampoco, la cuchara usamos una normal) que usamos son de allí. Resistentes, libres de tóxicos…aptos para lavavajillas y microondas, perfectos.
17. Tarritos avent.

Cuando MiniL empezó a comer la fruta en trozos, que fue como con 10 meses (odiaba darle papilla de fruta…) descubrí que le gustaba mucho comer fruta fuera de casa. Todos los tupper que tenían eran muy grandes y buscando por amazon encontré estos de avent con muchos comentarios buenos y los compré (si, soy adicta a amazon).
Son como los cuencos y platos de ikea. Valen para todo y se pueden meter al microondas y al lavavajillas. Útiles para la leche materna si tienes un saca leches de la marca, para la fruta, el puré, las galletas…muy recomendables.
¿Qué os parece? ¿Qué añadiriais o quitariais?
¡Suscribiros al blog para no perderos ninguna entrada y no olvieis seguirme por Facebook e instagram!
Besos
Alex.

Sin Comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡No te pierdas mi publicaciones!

¡No te pierdas mi publicaciones!

Si quieres estar al día de lo que voy publicando, subscríbete a mi lista de mail.

 

Te enterarás de todas las nuevas entradas, incluyendo los mejores y más originales planes con niños en Madrid. 

 

Cuido mucho a mis lectores, por lo que nunca hago spam.

¡Muchas gracias por subscribirte!

Pin It on Pinterest