Cómo prevenir resfriados a nuestros hijos

Esta semana ha llegado el momento cumbre de la gripe de este invierno. Seguro que conoces a algún adulto que esté padeciendo esta enfermedad o tenga un buen catarro. Y segurísimo que tus peques están con mocos, o mocos y tos, o mocos, tos y fiebre.

Así que con este post os voy a dar unos trucos, y espero que me contéis muchos más, sobre cómo prevenir resfriados a nuestros hijos. Porque con unos pequeños consejos y rutinas podemos ayudar a evitar resfriados.

Cómo prevenir resfriados a nuestros hijos

Siempre os he dicho que los niños hacen lo que ven y en esto podemos ser el mejor ejemplo. Con estas sencillas rutinas ayudaremos a nuestros peques a evitar contagios, y ojo, ¡también vale para los mayores!

  • Lavarse las manos. Ellos chupan cosas, las comparten, tocan todo, así que una buena higiene es fundamental.
  • Beber agua. A miniL le cuesta mucho beber agua si no esta sedienta, pero es una de las mejores formas de proteger a nuestro cuerpo.
  • No compartir objetos personales. No compartir la botella del agua, los cubiertos, el zumo en la merienda…
  • Abrigarse. Sí, ya lo sé que este punto es imposible, pero tenemos que intentar que lleven su gorro cuando hace mucho frío.

Si la prevención no funciona

 

Si ya estamos en etapa de dolores de garganta y resfriados pues no queda otra que acudir al pediatra para que nos receten alguna medicina. El otro día os hablaba sobre la homeopatia en este post y conociendo un poco más este método he descubierto que la homeopatía puede tratar los síntomas de catarros, solos o en combinación con otros medicamentos, siempre a criterio de tu médico o pediatra.

Y es que, como os decía en anteriores post, estoy empezando a conocer este método y he comentado estos días con amigas y compañeras de trabajo y me sorprende que la homeopatia es una gran desconocida pero a la vez hay grandes fans de este método, sobre todo porque activa las propias defensas de nuestro organismo y facilitar la mejoría o curación de las enfermedades.

Y esto en el caso de los peques se puede traducir en que nos manden menos antibióticos por ejemplo, pues al dar los principios activos muy diluidos, no son perjudiciales para el organismo y su labor es precisamente la de activar esas defensas, en lugar de paliar los síntomas como solemos hacer con la medicina tradicional.

 

¿Habéis usado soluciones de homeopatía? ¿Y vuestros hijos?

 

Este post tiene contenido patrocinado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: Alexandra O.P
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
Legitimación:: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos, salvo los necesarios para la prestación del servicio.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el aviso legal de mi página web https://mamaenlaselva.com/aviso-legal/" target="_blank">+ info

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡No te pierdas mi publicaciones!

¡No te pierdas mi publicaciones!

Si quieres estar al día de lo que voy publicando, subscríbete a mi lista de mail.

 

Te enterarás de todas las nuevas entradas, incluyendo los mejores y más originales planes con niños en Madrid. 

 

Cuido mucho a mis lectores, por lo que nunca hago spam.

¡Muchas gracias por subscribirte!

Pin It on Pinterest