Bebe, Cuidados

Tratamiento de la dermatitis atópica en niños

Hoy os quiero hablar de un asunto que preocupa a muchas mamás, y que por desgracia, parece que se da cada vez más: la dermatitis atópica en niños.

No sé si será el caso de vuestros hijos, pero entre los de mis amigas y conocidas hay bastantes peques que suelen tener brotes atopicos. Y tratarlos correctamente es fundamental para proteger la piel, que es el mayor órgano de nuestro cuerpo.

Recuerda que siempre has de consultar con el dermatólogo especialista el caso de tu hijo.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es un trastorno hereditario caracterizado por piel seca, con presencia de eczema (reacción de hipersensibilidad en la piel similar a una alergia), que lleva a una inflamación, sarpullido con comezón y enrojecimiento, ampollas y descamación según el grado de atopia (leve, moderada, severa)

La piel atópica tiene como característica diferencial que necesita unos cuidados más delicados, para evitar la sequedad, el picor y la necesidad de tratamientos específicos.

Podemos diferenciar las necesidades de la piel atópica en 2 grupos: los cuidados generales por un lado y por otro, los tratamientos que incluyen fármacos de aplicación tópica o que se administran por vía oral. Sobre el primer grupo vengo a hablaros hoy.

¿Qué cuidados diarios podemos poner en práctica para evitar brotes?

Además de los consejos que tu médico pueda darte, he recopilado aquí los mejores consejos para que sea más llevadera, con cuidados diarioa. Si tienes alguno más, no dudes dejarlo en los comentarios para que todos los lectores de Mamá en la Selva puedan conocerlos, al final estamos aquí para ayudarnos.

La ropa y cómo lavarla.

Un punto que favorece mucho el tratamiento de estas pieles es la ropa, debe ser de algodón, ya que la lana y los tejidos sintéticos empeoran la piel.

Es importante lavar la ropa con detergentes hipoalergenicos y no usar suavizante, además se debe dar un extra de aclarado en la lavadora para retirar bien todos los restos de jabon.

Y ahora en invierno, esto también es un consejo general “antiabuelas”, debemos evitar abrigarles mucho… los niños suelen tener más calor que los adultos y el sudor favorece la aparición de lesiones cutáneas en los niños atópicos.

Los baños, ¿diarios?

Los baños: se recomienda la ducha en vez del baño, y si es posible de duración breve. En caso de bebés muy pequeños o dermatitis severa puede ser mejor no bañar cada día, sino hacerlo en días alternos, salvo que haya mucha suciedad por sudor, restos de comida, o ¡de arena del parque!

El agua no debe estar muy caliente, mejor tibia. Los cambios bruscos de temperatura también pueden resultar irritantes para la piel atópica. En general, aunque nuestro hijo no tenga la piel atópica, debemos evitar el agua muy caliente.

Es interesante utilizar productos de higiene adecuados, ya que la mayoría de jabones convencionales arrastran la capa protectora de la piel, facilitando la sequedad y el picor. Estos productos se conocen como syndet (sin jabones). Los productos para la higiene diaria deben tener capacidad hidratante y protectora de la piel, de forma que no resulten abrasivos.

Siempre se recomienda en los tratamientos introducir crema y jabon sin químicos, especiales para piel delicada o atópica, como los de la gama Multilind, es una gama de emolientes que aporta una solución integral para pacientes con pieles atópicas, extrasecas y secas ofreciendo una gama de productos completa para el tratamiento, la higiene y la prevención de este tipo de pieles.

Es preferible lavar con la mano a frotar con esponja o manopla y tras salir del baño la piel debe secarse con cuidado, dando pequeños toques, evitando el frotado con la toalla. Después del secado iniciaremos la rutina de la hidratación.

El momento ideal para hidratar la piel es justo después del baño, aunque en algunos casos puede ser necesario hidratar de forma añadida en algún otro momento del día. Una vez finalizado el baño y con la piel todavía un poco húmeda se aplican los productos hidratantes

Sobre Multilind

Todos los productos de la gama Multilind están indicados para cubrir tanto los brotes característicos de la piel atópica como para el mantenimiento e higiene de estas pieles y las pieles extrasecas y secas. Además, puede usarse durante todo el tiempo que se considere necesario.

En su web podéis encontrar unos vídeos donde explican como dar masajes a los bebes o cómo dar un baño a bebes con este tipo de piel.

Vuestros hijos o vosotros, ¿tenéis la piel atópica? ¿Cómo la cuidais? Contarmelo en los comentarios.

Recordar que podéis suscribiros para no perderos ningún post ni ningún plan de los que aún nos quedan por proponer para estas Navidades.

Besos

Alex

Este post ha sido realizado en colaboración con Multilind.

Deja un comentario